Porque los niños mojan la cama CAUSAS

Normalmente el control voluntario de la micción en un niño se debe lograr alrededor de los 3 a 4 años de vida. En ocasiones se pueden orinar por las noches sin darse cuenta, lo cual causa preocupación en los padres, además de las consecuencias de tener el colchón y ropa de cama húmedos. Pero, cuando el niño es mayor de 4 años generalmente se debe a lo siguiente:

Causas:

* Anatómicas

Se deben cuando hay defectos físicos en algún árbol urinario aunque es poco frecuente, en el cual se va a requerir una evaluación medica minuciosa que consiste en uno o dos exámenes de orina y dependiendo del resultado para despejar las dudas, realizar radiografías o ecografías se es necesario.

* Psicoemocionales

Se debe cuando el niño ha recibido traumas severos. Son frecuentes, generalmente transitorios relacionados con una enfermedad del niño o de algunos padres, la llegada de un nuevo hermanito, mudanza de casa, separación  de los padres ( lo cual afecta la dinámica familiar ), violencia familiar, bulling etc.

* Neurológicas

Cuando hay una alteración en el control cerebral de la orina ( específicamente del esfínter vesical – órgano que controla la acción de orinar ). Son las mas frecuentes y responden de manera positiva a tratamientos farmacológicos continuados por dos o tres meses. En la mayoría de los casos su efectivo tratamiento es definitivo.

 

Como Tratarlo:

  • Realizar una evaluación profesional para descartar causas anatómicas, psicoemocionales o neurológicas, y de esta manera llevar el tratamiento adecuado en cada caso.
  • Reentrenamiento del esfínter urinario en el día y la noche.

  • Es muy importante disminuir la toma de líquidos después de las 6 de la tarde, sobre todo si tiene este problema.
  • Se aconseja despertar al niño a media noche o acostumbrarlo a orinar a determinada hora de la noche para así poder evitar que llene mucho su vejiga urinaria y moje la cama.
  • Su pediatra infantil le dará las pautas necesarias para llevar un buen tratamiento, el cual durara entre uno a dos meses aproximadamente si es necesario.

Se recomienda a los padres no transformar este problema en una tragedia, ya que es algo que se da con frecuencia, y, que con el adecuado tratamiento se lograra el control del problema.

LO MAS IMPORTANTE: Nunca castigar al niño por mojar la cama ya que es algo que no puede controlar, sea cual fuera la causa, solo buscar ayuda profesional.

Otros TEMAS de interés:

descarga-1

Si te gustó la información no te olvides compartirla, para que muchas personas estén informadas al igual que tú y tengan mucha salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *